17 ene

Re-flexiones Trans-korpore

50

“Ahora voy a hablar yo con mis palabras…

Mi voz es lo que he venido a decir,

Sólo necesito un espacio,

De paz, hecha de hebras de humanidad,

De carne heroica de actos imperceptibles

Y desafiantes…

De engarces que ensanchan la vida.

Mis manos expresan las emociones no dichas,

Mis ojos en su ceguera, abren los míos,

Mis oídos perciben el mutismo ensordecedor

De su aliento.

Mi boca sabe a sal, después de la tormenta.

Mi espalda resbala, calle abajo,

En las esquinas de mi pelvis.

Mi pubis descansa diáfano,

En el espacio de lo naciente.

Y mis piernas sostienen el fulgor,

De la vida creciendo entre los pies.

En mi pecho convergen los caminos,

De la sed indómita,

Que se abre paso a la libertad,

De mis brazos y manos desnudos

De intenciones mesiánicas y vanas.

El cuerpo como plegaria,

De celebración, del Sí,

De la presencia de bienestar, de placer,

Del arte por el arte,

Del Gozo de estar Viv@s.”