04 dic

Hombres Semilla

Taller/Encuentro de “Hombres Semilla” Diciembre 17¨

Re-flexión poética corporal

“Esperanza en el naufragio”

Nos damos, por adelantado…
Erotizado de lo auténtico,
Me apropio de mi deseo
A través de las corazas
De los cuerpos cristalizados.
Me declaro no no hombre,
Pongo mi identidad
En los mapas sin cartografía.

Corro el riesgo
De ser defectuoso
Entre las contradicciones y efectos
De lo negativo, de lo dual.
Íntimo espacio
Dónde los sentimientos
Exploran los límites.
Este es mi lugar,
Es mi decisión,
Es una cuestión de vida.

Gozo de la entrega lúcida
Del cuerpo,
Obedezco a mis impulsos.
En el silencio del testigo,
Descubro el cuerpo
Dónde existen las cosas,
De primera mano
Sé.
Allá, donde la conciencia
Se percata a sí misma,
Me emborracho de la nada.

Los genitales en el corazón
Un golpe que me ubica
En los lugares
Dónde mastico
Mi existencia.
Retroceso al enfado,
Al susto, a la tristeza,
A la vulnerabilidad.
Sin forzar-me
Atravieso el primer impulso
De muerte.
Ya, despierto,
Sin culpa…
Descanso,
En la sólida inocencia.

Vértigo en el caos,
Canalizó la intensidad
Sin hacerme daño,
Cantando a la vida.
Conocerse está bien,
Ejercitarse está mejor.
Celebro lo que me ha traído
Hasta aquí…
Follados los obstáculos …
Huelo a gasolina.
Un camino por hacer,
Un rendirse completo.5B6C1A82-6206-4DE1-A380-E9C154ADAC48

04 jul

“El Animal Sagrado”

IMG_0872

“EL ANIMAL SAGRADO”

El animal huyó camino arriba.
Salió de su cobijo
en busca de una cima donde ladrarle al viento.
Distrajo su andadura
el apolíneo vuelo de alguna mariposa,
la hoja repentina,
que avisa de que hay sombras
que caerán contigo,
un pájaro de fuego que asola cuando canta.
Al final del trayecto
quizá no existan sendas,
ni perros, ni estaciones,
ni voces como incendios,
ni días cuarteados.
Tal vez allá en lo alto
solo aguarde la tierra
con su boca sedienta,
herida por el beso
de todo lo sagrado.

NICO

13 jun

Fin de la Infancia

ESCALERAS

Fin de la Infancia

Nunca pinté nada.

Jamás hice un poema.

No bailé mis esquinas

ni jugué mi placer erótico.

Deshojado, mohoso,

podrido…

Alienado y exorcizado

de la improvisación libre.

Suficiente en el estar.

Vulnerable en el ser.

Los sonidos y los silencios

de la carne desaparecen

para siempre.

Sin guion, con programa,

sin ideas, sin sentimientos,

con resultados tangibles.

Los nuevos yoes arrullan.

Sus cantos

fertilizan la confianza,

abren las llaves del juego,

de jugarse…

¿En dónde se desnuda la alegría?

Exploro mis rincones y esquinas

en un baile a escondidas.

Vuelvo a poblar la retina

a reorganizar el ojo

en crudos estallidos.

Lleno de resplandores,

de inspiración.

En la búsqueda del camino,

camino para encontrar-me.

17 abr

“Los Nacientes del Cuerpo” La Palma

IMG_20170328_110630

Poética Corporal de Recogida Grupal

” Vengo confusa, cerrada, acelerada

como un caballo que no acaba de coger el paso.

Expectante angustia,

confío en recuperar la bella despreocupación,

perder la llave en la hierba.

Repetir la historia no tiene gracia,

envejecer en los privilegios

de la esclavitud del trabajo

y la intolerancia heredada.

¡Anda liviana, vivaz!

¡Regálate el paso, del revuelo de una falda!

¡Rienda al cuerpo!

para crear…

inaugurar con un toque nuevo,

ver la probabilidad de la diferencia.

Entregarme a algo definitivo

vivir en el permiso y placer,

ese instante sin sombra ni memoria.

Transitarme con escucha propia

la profunda ternura

de mirarme, con los pies descalzos,

llenos de dolor,

líneas que evocan un habla común,

llenos de individualidad;

de abismos metafísicos,

diálogos verticales

y monólogos dramáticos.

Poesía de la experiencia corporal

restauro aquí y ahora

la totalidad que soy.

Ya no me siento escindida,

rotunda felicidad,

desaforada por la vida,

me doy el espacio.

Estoy divertida, conmigo,

sigo dándome forma a lo que soy.

Estoy preparada, madura,

pausada.”

17 abr

“Los Nacientes del Cuerpo” Tenerife

htyqmybzoci-angelina-litvin
Poética corporal de Recogida grupal:
“paisajes internos
de sabores sensitivos,
accedo a mis rincones
entro en detalle
al sentir del cuerpo,
sin exagerar, ni pensar.
Entro y ocupo el espacio
de las verdades en el aire,
asfixiada en la relación.
de lo tuyo, de lo mío, 
flotando en la duda,
sostengo la pregunta
el cuerpo como plegaria
y no hallo respuesta.
un tramo más…
lo que no se busca profundamente
difícilmente se encuentra.
En la danza de las sendas perdidas
bailan en secreto las vértebras
la justa controversia para seguir fluyendo
en la libre verdad del pie delcalzo.
Me voy a arriesgar
en este caos de hábitos contradictorios
a amar a alguien
a salir de la cueva.
No se puede hacer más
en materia de inmortalidad,
soy honesta conmigo
me perdono,
me tengo en cuenta
me atiendo en lo básico.
surge el amor profundo
por mi cuerpo, mis fuentes,
mis nacientes, mis puntos de partida…
encuentro fuerza sin músculo,
fuerza sutil.
Me atrevo a cambiar
mi forma de comunicarme 
con el mundo, contigo, conmigo
en cómo me lo cuento.
quiero entregarme
entre el deseo erótico y
la ostentación ascética,
entre exigencias extremas
y prudentes concesiones;
desde ahí encontrar
mi corazón pleno cada instante.
Me invito a salir
al espacio que abre
las paredes de mi alma,
mis límites son mi alimento.
Conecto desde la fortaleza,
en mi pie derecho ya no hay sangre
traigo lo femenino.
De repente…
hay un corazón para mi.
cierro los ojos, veo más claro.”
25 mar

Hombres Semilla “alzamos puentes en los brazos”

bcab74ddea968fd57a3685c877017760

Alzamos puentes en los brazos

para fundirnos sin confundirnos

y a la contra encontrarnos

mar en calma y airado

único y opuesto

de donde emergen islas

aliento de la madre

soplo en la nuca

cada paso un compás

desdibujando círculos vacíos

lúcidos en el torso como insignias

o igual que cicatrices

viaje al centro de la entraña

la fuerza de los hombres

gravita en la yema de sus dedos

atravesar el sol con los ojos cerrados

entregarse como la piedad

al regazo del otro

hermano extraño

íntimo desconocido

desconocer por conocer

sin juicio ni final

bailar sobre nosotros mismos

nosotros los tambores y las cítaras

asimétrico paso del ritmo a la armonía

improvisada danza de cometa en las manos

y tribu en las caderas

música ciega y sorda

a la que se abraza

el placer doloroso en nuestro pecho

acompasado carnaval

palabras consumidas como cirios

y silencios sagrados

orgía de creencias sin calvario

erección de almas

inspiración profunda de la herida

el corte del acero en la mantequilla

jadear o gemir

expirar o vencer

tener sed de preguntas

y abrirnos como interrogantes

y no saber

más que respirarnos

dormitar a la razón baldía

despertar por el sueño inseminado

remover la conciencia

arando con los cuerpos

siembra de noches

hambre de luz

hombres semilla.

23 feb

Hombres semilla: “Una mirada sobre la muerte”

Un parto al revés

“Un parto al revés

Respiro la resistencia

A la incomodidad.

Carne fugaz

Chispa de destellos

Luminosos, hermosos, redondos.

Parteros de sí

Camino desnudo

En el camino

Que se marchita;

Eterno, suave y constante.

Nadie es el único

Exponente de una búsqueda.

Mi tarea es el recuerdo

Debutar en el contacto

Al silencio que acontece

En lo emergente del otro.

Fiel a la carne,

Encarno lo naciente

Renuevo la fe

En lo que ignoro;

Inauguro algo de mí

O de todos…

Me asomo al abismo sin memoria

De la íntima relación con la nada.

Tras haber nacido

Al instante de recibirme

Y comenzar a ser.”

17 ene

Re-flexiones Trans-korpore

50

“Ahora voy a hablar yo con mis palabras…

Mi voz es lo que he venido a decir,

Sólo necesito un espacio,

De paz, hecha de hebras de humanidad,

De carne heroica de actos imperceptibles

Y desafiantes…

De engarces que ensanchan la vida.

Mis manos expresan las emociones no dichas,

Mis ojos en su ceguera, abren los míos,

Mis oídos perciben el mutismo ensordecedor

De su aliento.

Mi boca sabe a sal, después de la tormenta.

Mi espalda resbala, calle abajo,

En las esquinas de mi pelvis.

Mi pubis descansa diáfano,

En el espacio de lo naciente.

Y mis piernas sostienen el fulgor,

De la vida creciendo entre los pies.

En mi pecho convergen los caminos,

De la sed indómita,

Que se abre paso a la libertad,

De mis brazos y manos desnudos

De intenciones mesiánicas y vanas.

El cuerpo como plegaria,

De celebración, del Sí,

De la presencia de bienestar, de placer,

Del arte por el arte,

Del Gozo de estar Viv@s.”